Seleccionar página

Eso lo hace la «gente de marketing»…¿y quiénes somos realmente «esos del marketing»? ¿Cómo se explica esta profesión en pocas palabras? Bueno…como buena marketiniana, mercadóloga (como nos define la RAE) o marketera, debería ser capaz de transmitirlo en una frase corta, bonita, fácil de recordar y que «conecte»…pero no es el caso, no me sale, me atasqué y acudí, como con cualquier otro problema, a mi madre. Benditas madres.

Benditas madres que están ahí para todo…Incluso para cuando tenemos problemas de «identidad profesional». Quizás este problema se deba a que no estoy conforme con la definición corta que puedo dar de mi profesión en pocas palabras, por lo que muchas veces opto por decir que soy economista y punto…Pero eso no es a lo que me dedico, me dedico al marketing, una profesión difícil de describir en dos palabras, complicada de explicar a una hija de 2 años, y compleja muchas veces hasta para que los sistemas (anticuados) de cualquier bases de datos del sector público te identifique (al final termino volviendo a lo de economista…).

Volviendo al principio de la frase anterior, acudí a mi madre para que me diga, en sus propias palabras, a lo que yo me dedico. El problema es que mi madre escribe de lujo, y que tampoco fue capaz de resumir, de hecho, apareció esta mañana con 2 folios (Sí, hubiera sigo genial si lo hubiera escrito en un Word, ya sabéis, por eso de copiar y pegar), pero ella es de folios, aunque trabaja con un ordenador…debe ser cosa de «esa gente creativa».

Resumiendo, si os gustaría saber la opinión sincera de lo que piensa una madre de «esos del marketing» os va a encantar leer este post. De hecho, después de leerlo, me siento feliz de saber que alguien me comprende, por que ella, mi madre, no lo podía haber «resumido» mejor. Aquí os dejo su deliciosa explicación de quieres somos LA GENTE DEL MARKETING.


¡Hola! , pasaba por aquí, por el blog de mi hija, y se me ocurrió comentaros algo. Para ello, me voy a poner en sus zapatos, y voy a fingir ser ella por un día. Verónica os contaría lo siguiente:

Cuando nos presenten a alguien y le preguntamos sobre su profesión, y nos dice: soy médico, abogado, cocinero, mecánico…no hay duda sobre a lo que se dedica. A lo sumo nos detallará su especialidad, o lo que se le da mejor, o le que le gusta más, dentro de lo que hace.

Pero..y ¿cuándo nos dedicamos al MARKETING? Bueno, bueno, aquí hay tela …y de la marinera, que diría mi abuela.

El otro día me encontré en el ascensor con la vecina del quinto (que sabe que me dedico al marketing, y os aseguro que también puede intuir lo que acabo de desayunar) y me preguntó que tal iba con mi trabajo de PUBLICIDAD…No le di mayor detalle porque llegamos al portal, pero a vosotros, os los puedo explicar un poco más:

La publicidad es una parte del marketing tan importante como las demás; producto, precio, punto de venta, está incluida en él y los encargados de desarrollarla son los publicistas, con los que tengo que coordinarme porque YO NO LO SOY…

En otro momento, tomando un café con una amiga, me presentó a su hermana que con su mejor sonrisa me dijo: «qué interesante es tu trabajo, me encantaría estar diseñando todo el tiempo, ¡diseñáis tan bonito la gente de marketing!

¡Oh no! salvo que seamos marketeros y DISEÑADORES, esa parte la hace justamente ellos, con los cuales tenemos que coordinarnos para que capten el mensaje que «los de marketing» necesitamos transmitir para llegar, de la mejor forma posible, a nuestros potenciales clientes (o «Buyer Persona» como diría mi hija, que eso sí que lo hace ella).

La hermana adolescente de mi amiga me miró como si le hablara en arameo, a lo que agregó:

Ah, que bien…pero estáis todo el día posteando en Facebook, Twitter, Instagram ¡Con lo que mola eso! ¡Yo quiero un trabajo así! Cogió su mochila, y se fue pensando que ya había descubierto su futura profesión, ¡y que era muy guay! No quise truncar sus sueños y le dediqué mi mejor saludo, pero…no es tan así:

Para llegar a elaborar lo que vamos a «postear» hay un largo camino detrás, analizando estrategias que sean coherentes y vayan acorde al plan establecido con anterioridad, que nos permita cumplir aquellos objetivos fijados o, por lo menos, acercarnos a ellos.

Allí también se abre todo un mundo que es el MARKETING DIGITAL, que da para otro capítulo (post mamá, se dice post).

Siguiendo con mis encuentros des-encontrados, me dice el novio de otra amiga que para cuando un EVENTO de esos tan geniales que organizamos «los de marketing» y añade: si sois los más cool de las empresas, ¿a que lo pasáis genial? ¿eh? Bueno, a lo sumo muchos correos para contstar, o enviar, pero vamos, comparado con otros trabajos…

¡No, no y no! eso ya fue lo máximo, creo que hasta se asustó y pensó en salir corriendo, es que mi cara lo dijo todo…

«LOS DE MARKETING» No organizamos los eventos, coordinamos con la gente que lo hace, los correos tienen contenido que hay que elaborar (y mucho, aunque la gente lea la mitad), estrategias a pensar, etc, etc.

No es mi intención que nos creáis superiores, sino, simplemente quería desmontar algunos mitos que tiene esta profesión tan apasionante para los que nos dedicamos a ella.

Es una ciencia social y lo por lo tanto no hay fórmulas, las cosas son relativas, cambiantes y se basa en sus cuatro famosos pilares: las 4 Ps: promoción, producto, precio, punto de venta (luego se fueron añadiendo más, pero estas son las iniciales).

Todo lo anterior tiene que ser abarcado, relacionado, estudiado, coordinado, desarrollado por…la «gente del marketing» y con el equipo que trabaja codo a codo, cada día, con ellos: publicistas, organizadores de eventos, diseñadores, gente de ventas, informáticos y tantas personas que hacen posible que se pueda llegar, de la mejor forma, al logro de lo que nos hemos propuesto.

Firmado: Aurora Álvarez Cueto. La madre de esa «chica del marketing» :).