Seleccionar página

¿Has pensado en cómo ganar la batalla por obtener un lugar en la mente del consumidor?

Los que nos dedicamos al marketing tenemos una tendencia a pensar que todas las empresas tienen claro qué es el posicionamiento de marca y cuál es el suyo. Sin embargo, después de trabajar en varias compañías y tratar este tema con muchos emprendedores, mi di cuenta que, en realidad, no lo tienen muy claro. Por poner un ejemplo práctico, os cuento que hace unos meses, tuve que llevar a cabo un restyling de marca en una empresa. El primer paso, fue preguntar: ¿qué es lo primero que se os viene a la cabeza si digo el nombre de esta firma? Las respuestas fueron de lo más variada, por lo que en estos casos, lo recomendable es: primero saber cómo nos queremos posicionar, para luego poder transmitir esta promesa de marca a nuestros potenciales clientes, y lo más importante, que todo el mundo dentro de la empresa tenga muy claro lo que ésta significa.

En el caso específico de nuevas empresas, creo que la estrategia de posicionamiento es uno de los primeros aspectos a considerar. Si sabemos cómo nos queremos posicionar, podremos transmitir estos significados y atributos, a través de multitud de elementos de expresión de la marca: nombre, logotipo, colores, elementos decorativos, catálogos, diseño web. Dado que al crear una empresa es cuando solemos trabajar todos estos aspectos, es el momento ideal para trabajar el posicionamiento. Por usar una analogía, es como cuando nos mudamos a una casa nueva y aprovechamos para empezar de cero con la decoración. Compramos muebles, menaje, textiles, etc. que siguen un estilo a través del cual ´posicionamos´ nuestro hogar: minimalista, nórdico, rústico, etc.

Además, la estrategia de posicionamiento no solo nos servirá como una guía para construir nuestra identidad de marca, si no que también, la utilizaremos como mapa de ruta para tomar decisiones relativas a los precios, canales de distribución, producto, comunicación, en definitiva, a las famosas 4P´s del marketing, que no son más que 4 aspectos que forman parte de la estrategia operativa que cualquier emprendedor deberá considerar antes de lanzar su empresa. Ahora bien, si volvemos a la anécdota del primer párrafo, podemos pensar que si muchas empresas no tienen claro cuál es su posicionamiento, quizás lo primero que habría que hacer, sea explicar de forma sencilla qué es el posicionamiento. Vamos allá.

¿Qué es el posicionamiento de marca?

El posicionamiento es una estrategia de marketing que busca conseguir que un producto ocupe un lugar concreto en la mente del consumidor al que te vas a dirigir, de tal manera que en el momento en que el ese consumidor tenga una necesidad que tu puedas solventar, lo primero que se le venga a la cabeza sea tu marca frente a otras opciones que ofrezca la competencia. Dicho de forma mas sencilla, vendría a ser algo como: ¡hey, ese significado es mío!. Imagínate la marca de coches Volvo. ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza cuando piensas en un coche de esta marca? Si es seguridad, enhorabuena a Volvo, ha conseguido ´posicionarse´ con un significado dentro de tu cabeza. Podríamos debatir miles de ejemplos de posicionamiento, pero lo mejor que puedes hacer, es pensar en el tuyo propio. Te traerá enormes beneficios tales como crear una clara ventaja competitiva y generar confianza puesto que una marca que trabaja el posicionamiento es una marca sólida.

¿Cómo logro posicionarme en la mente del consumidor?

Aquí no hay atajos (sorry!). Para posicionarte lo primero que debes hacer es seguir un proceso de reflexión y preguntarte ¿Cómo pretendes que tus clientes perciban tu producto o servicio?, cuando lo sepas, deberás comunicarlo al mercado, y muy importante, verificar si el mercado lo percibe de la misma manera que tu quieres!

¿Necesitas ayuda en la estrategia de posicionamiento? En Namoa, como empresa de imagen corporativa, a la hora de crear marcas llevamos a cabo un proceso de reflexión junto al cliente para luego crear una estrategia de posicionamiento que utilizaremos para crear tu identidad de marca y que transmita esos significados y promesas que forman parte de tu posicionamiento. Para ello, nos reunimos contigo y te ayudamos a:

  1. Determinar los atributos principales de tu producto, aquellos que hacen que te diferencies del resto de competidores.
  2. Con esto como partida, realizamos un ´mapa de posicionamiento´ , herramienta que nos ayudará a conocer qué lugar ocupas respecto a la competencia.
  3. Con la información de este mapa, procedemos a decidir (contigo) el mejor posicionamiento para tu marca.
  4. Construimos tu identidad de marca para que los atributos principales que hemos definido se integren en todos tus mensajes y vayan ´ganando esa batalla´ por ocupar el lugar que tu quieres en la mente de tu cliente ideal.

Por último, y ahora que sabes un poco más sobre posicionamiento, te pregunto: ¿qué lugar quieres ocupar en la cabeza de tu potencial cliente? Sea el que sea, no te olvides de que una marca exitosa debería ser siempre sincera, auténtica, accesible e inteligente, valores humanos que nos acercan a los consumidores, nos convierten en marcas ´amigas´, nos hace formar parte de su ´estilo de vida´ y lograr esto es también sinónimo de lograr ventas, y lograrlas de forma natural, sin ser molestos. Ahora bien, ¿cómo se lograr crear una marca más humana? Hay algunas técnicas fáciles que están al alcance de cualquiera que quiera/pueda dedicar tiempo a la ´escucha social´. Si quieres saber más sobre la escucha social, no te pierdas el post: ´aprender a escuchar para crear marcas humanas´. Además, si prefieres que lo hagamos por ti, recuerda que en Namoa somos especialistas en crear marcas que enamoran, y por lo tanto, marcas con cualidades humanas.